escuelas infantiles

Claves para elegir la escuela infantil de nuestros hijos

Elegir la escuela infantil en la que vamos a apuntar a nuestros pequeños no es tarea fácil. A la hora de contratar sus servicios, debemos tener en cuenta muchos aspectos, como las instalaciones, el profesorado o el método educativo. En el siguiente reportaje, le damos algunas claves que usted debe considerar antes de tomar la decisión.

En primer lugar, debemos tener claro qué tipo de centro buscamos, ya que no es lo mismo una escuela infantil, que una casa de niños, una guardería o una ludoteca.

Las guarderías son centros donde se encargan de la custodia, y los cuidados de los niños. No tienen por qué llevar a cabo un proyecto educativo, y sus profesionales no tienen por qué tener una cualificación en educación infantil. Al igual que sucede con las ludotecas, cuya función es contribuir a la socialización y el ocio de nuestros hijos. Sin embargo, las casas de niños y las escuelas infantiles sí son centros educativos y por tanto tienen que contar con un proyecto de enseñanza y con profesionales debidamente cualificados.

Las escuelas infantiles de titularidad privada de primer ciclo son centros en los que se imparten enseñanzas para alumnos de 0 a 3 años. A la hora de contratar un centro de este tipo, debemos ser conscientes de que nos amparan una serie de derechos y obligaciones como personas consumidoras.

Lo primero que debemos tener en cuenta es el contrato que vamos a firmar y las condiciones que aparecen en él. El precio y los servicios detallados que recibiremos a cambio, la duración del contrato o el horario, son algunos de los aspectos centrales de la información precontractual que deberemos analizar.

Para saber si el precio es el adecuado, una buena práctica es la de sondear distintos centros para hacernos una idea del coste medio de estos servicios. Recuerde también exigir un justificante del pago realizado, ya que puede serle de utilidad en el caso de que tenga que reclamar.

También deberemos fijarnos si cumplen las exigencias legales. Las escuelas infantiles de primer ciclo de la Comunidad de Madrid deben contar con una autorización expedida por la Consejería de Educación, así como estar inscritos en el Registro de Centros Docentes.

También deberemos asegurarnos de que las condiciones de sus instalaciones son las adecuadas, para lo cual el centro deberá reunir las condiciones higiénicas, sanitarias, acústicas, de habitabilidad, de seguridad y de accesibilidad exigidas por las correspondientes licencias municipales, que deberán ser visibles en sus instalaciones.

 

Requisitos

Antes de contratar los servicios de una escuela infantil, debemos asegurarnos de que cumplen los requisitos exigidos por el Decreto 18/2008. Así, deberán disponer de:

botón Una ubicación en locales con acceso independiente.

 

botón Un aula por cada unidad educativa, con un mínimo de 30 metros cuadrados.

 

botón Si el centro tiene menos de tres unidades, podrá autorizarse el uso de aulas inferiores a 30 metros cuadrados siempre que sea al menos de dos metros cuadrados por cada niño y que tenga un mínimo de 18 metros cuadrados.

 

botón Si disponen de aulas destinadas a niños menores de dos años, dispondrán de equipamiento necesario para el descanso y un cambiador.

 

botón Un espacio para la preparación de alimentos cuando haya niños menores de un año.

 

botón Un espacio de usos múltiples de al menos 30 metros cuadrados en el caso de que el centro disponga de 3 o más unidades.

 

botón  Un patio de juegos de uso exclusivo de al menos 30 metros cuadrados para centros de menos de 3 unidades; de al menos 60 metros cuadrados para centros de 3 a 8 unidades; y de al menos 70 metros cuadrados para centros de 9 o más unidades.

 

botón Un aseo por aula, destinada a niños de dos o tres años, que deberá ser visible y accesible desde la misma. El aseo contará con, al menos, dos lavabos y dos inodoros de tamaño adecuado a la estatura de los niños.

 

botón Un aseo para el personal del centro, separado de los servicios de los niños.

 

botón Un despacho de dirección y secretaría, que podrá ser utilizado como sala de profesores.

 

Compruebe que, si el centro se anuncia como escuela infantil, cumple con los requisitos exigidos por la Comunidad de Madrid, que son diferentes a los requisitos exigidos a guarderías o ludotecas

Número de alumnos

Los centros tendrán, como máximo, el siguiente número de niños por unidad escolar:

  • Unidades para menores de un año: De uno a ocho alumnos
  • Unidades para niños de uno a dos años: De uno a catorce alumnos
  • Unidades para niños de dos a tres años: De uno a veinte alumnos

Los centros que dispongan de menos de 3 unidades escolares podrán agrupar en sus aulas a niños de edades diferentes, con una ratio máxima de 15 niños por cada unidad.

Titulación

En cuanto al número de profesionales, los centros que tengan tres o más unidades deberán contar con el mismo número de unidades más uno de personal cualificado. Los centros que tengan menos de tres unidades deberán contar, como mínimo, con personal cualificado en número igual al número de unidades autorizadas.

Los profesionales deben tener alguna de estas titulaciones:

  • Técnico superior en Educación Infantil; técnico especialista educador infantil; técnico especialista en Jardines de Infancia o profesionales que estén habilitados por la administración educativa para impartir primer ciclo de Educación infantil
  • Maestros con la especialidad de Educación Infantil; profesor de Primaria con especialidad de educación preescolar; maestros de Primera Enseñanza; diplomado o licenciado con la especialidad de Educación Infantil.

Método educativo

Otro aspecto a tener en cuenta en la elección de una escuela infantil es el método educativo que apliquen. Actualmente, la oferta existente cuenta con un amplio abanico de métodos educativos innovadores para la educación infantil.

Según establece, el Decreto 17/2008 sobre las Enseñanzas de Educación Infantil, el centro deberá facilitarle la propuesta pedagógica, que incluirá unidades de programación para cada curso, las medidas de atención individualizada y de atención a la diversidad, la planificación educativa de los espacios, la organización del tiempo, los criterios para la selección y uso de los recursos materiales, las actuaciones previstas para la colaboración con las familias, las pautas para la coordinación de los distintos profesionales que intervienen en el centro, así como las medidas para evaluar la práctica docente.

 

Reclamaciones

Si usted ha recibido información sobre un determinado centro, a través de una página web o de un folleto informativo, recuerde que la publicidad de un producto o servicio obliga al anunciante a cumplir todo lo indicado en el anuncio.

Si la publicidad incluyera condiciones más ventajosas de las que luego figuran en el contrato, se podrá exigir a la empresa que cumpla con lo publicitado. Podrá hacerlo presentando una reclamación a través de su Oficina de Atención al Consumidor más cercana, en la Dirección General de Comercio y Consumo o a través de internet.