Contamos ya con un tercio de los autobuses interurbanos propulsados por energías limpias

https://edicion.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
JHC49

La Comunidad de Madrid dispone de una flota de autobuses interurbanos en la que uno de cada tres vehículos utiliza combustibles alternativos como energía eléctrica, gas natural comprimido (GNC), hidrógeno o sistemas híbridos.

https://edicion.comunidad.madrid/sites/default/files/img/personalidades/_dpz0276.jpeg52103304 Autobús hidrógeno pionero
11 agosto 2021

En esa misma línea de trabajo, el Gobierno regional tiene en marcha un ambicioso proyecto de transformación ecológica de las infraestructuras ligadas al transporte, fundamentalmente en los intercambiadores y los aparcamientos de disuasión, que se adaptarán a las nuevas flotas.

Actualmente, uno de cada tres autobuses de transporte público tiene menos de tres años de antigüedad. El objetivo es introducir herramientas que incrementen la eficiencia energética hasta conseguir un consumo de energía casi nulo, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

Proyectos piloto y de investigación: 100% eléctrico e hidrógeno

La Comunidad de Madrid ha iniciado la electrificación de las flotas urbana e interurbana de autobuses para la transformación del transporte público de los principales municipios de la región.  El Consorcio Regional de Transportes lleva desde el inicio de este año realizando pruebas piloto con vehículos 100% eléctricos, y probando nuevas tecnologías a bordo de los vehículos para fomentar el ahorro de energía.

Ejemplo de estas iniciativas es el autobús totalmente eléctrico que presta servicio en Aranjuez o los que han estado en pruebas en los cascos urbanos de Getafe y Alcorcón.

El Consorcio de Transportes tiene en marcha otras medidas que buscan también reducir el impacto medioambiental, como el impulso de plataformas reservadas en los principales accesos viarios a Madrid, así como la potenciación de carriles bus en ámbitos urbanos.

De igual modo, lleva a cabo diversos estudios para la reordenación, identificación de puntos de intermodalidad y adecuación de redes de superficie, urbanos e interurbanos, en Madrid y su área metropolitana, adaptando las mismas a las nuevas necesidades de movilidad.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid participa, a través del Instituto Madrileño de Estudios Avanzados (IMDEA) Energía, en el proyecto europeo Prometeo, que persigue el desarrollo de un sistema que permita la producción de hidrógeno verde a partir de la energía solar. Se trata de una de las iniciativas de apoyo a la investigación y la innovación en energías renovables como vía para conseguir una movilidad más sostenible.