Retos de la orientación académica y profesional en los centros educativos en tiempos de COVID-19

https://edicion.comunidad.madrid/sites/all/themes/drpl/logo.pngComunidad de Madrid
DME2

El año 2020 está siendo un año extraordinario para la sociedad debido a la crisis sanitaria y todos los sectores, económicos y sociales, se han visto afectados por la irrupción de la pandemia a nivel mundial. El sector educativo, en concreto, ha tenido que afrontar importantes cambios como consecuencia del cierre de los centros educativos en marzo.

https://edicion.comunidad.madrid/sites/default/files/img/publicaciones/blog_bertelsmann.jpg1586826 Noticia Fundación Bertelsmann
17 julio 2020

Tanto el profesorado como el alumnado han tenido que adaptarse rápidamente a nuevas fórmulas de enseñanza y aprendizaje caracterizadas por el distanciamiento entre docentes y estudiantes, la incorporación de la familia como agente activo en la formación y acompañamiento de los jóvenes y, por supuesto, la adaptación a entornos online y la fuerte digitalización de contenidos de manera casi inmediata.

En este contexto, la orientación académico-profesional también se ha visto afectada por esta situación en un momento crucial para la toma de decisiones académicas y profesionales para el alumnado como son los meses de marzo a junio. Los centros educativos han hecho grandes esfuerzos para seguir acompañando a los estudiantes a la hora de elegir sus próximos pasos formativos y profesionales.

Para conocer de primera mano la experiencia de los equipos de orientación y docentes, analizar las consecuencias de la crisis y atisbar posibles retos en el futuro cercano para los centros educativos, la Fundación Bertelsmann y D’EP Institut lanzaron en el mes de mayo la encuesta La orientación académica y profesional en tiempos del COVID 19. Los datos del estudio se presentaron el 29 de junio en el webinar y el informe completo se  puede consultar y descargar en la web de la Fundación Bertelsmann.

El cuestionario fue respondido por 230 orientadores/as y docentes de centros educativos de toda España y ha puesto de manifiesto interesantes conclusiones acerca de cómo será la orientación del presente y el futuro. La crisis sanitaria ha forzado la transformación de la orientación académica y profesional y ha propiciado cambios en las prioridades y en la metodología de los orientadores/as. Además, el confinamiento también ha puesto en evidencia la necesaria implicación de las familias en la tarea de orientar a los jóvenes.

En palabras de Juan José Juárez, Senior Project Manager de la Fundación Bertelsmann, “la digitalización ha generado nuevas oportunidades, que han permitido desarrollar estrategias más escalables que seguirán aplicándose cuando regresemos a la normalidad”.

A continuación se presentan algunas de las conclusiones y datos más relevantes extraídos del estudio: un 66% de los educadores ha tenido la necesidad de formación adicional en herramientas, recursos y contenidos de orientación en el escenario digital; un 43,8% de los encuestados también ha manifestado que durante esta pandemia su dedicación a la orientación profesional ha aumentado; los aspectos que más se han abordado durante el confinamiento han sido los referentes a la oferta formativa e itinerarios académicos (70,2%), mientras que el autoconocimiento, que era el aspecto más trabajado por los orientadores/as antes de la COVID-19 (89,5%), se ha visto reducido significativamente (47,5%).

Los centros han identificado el seguimiento personalizado y el acompañamiento del alumnado y de las familias como los principales retos que se deben abordar a raíz de la crisis sanitaria. La actual incertidumbre económica y laboral plantea nuevas preguntas sobre el mercado de trabajo y hace más relevante el acceso a información actualizada sobre el entorno profesional.

La digitalización de la orientación también es uno de los desafíos más significativos para los centros de cara a posibles contextos de distanciamiento social. Durante los meses de confinamiento, los educadores pasaron de una orientación mayoritariamente presencial a una completamente virtual. Todo apunta a que este sistema se mantendrá y adquirirá un peso más relevante en el futuro aportando a la comunidad educativa una mayor accesibilidad a los recursos de pedagógicos y un complemento a los encuentros presenciales con profesionales. Aquí será crítico el poder contar con plataformas digitales de calidad para el acompañamiento del proceso orientador del alumnado a lo largo de las diferentes etapas escolares.

Como conclusión, citamos unas palabras de Sir John Holman, investigador principal del Good Career Guidance para la Gatsby Foundation, “Con el mercado laboral devastado y el futuro para el empleo incierto, los jóvenes más que nunca necesitan ayuda para tomar las decisiones profesionales correctas” recientemente publicadas en este artículo.

Videos