Programa de Rehabilitación para pacientes postcovid en el Hospital Universitario Infanta Sofía

El Hospital Universitario Infanta Sofía lleva a cabo un programa de recuperación y rehabilitación de los pacientes que han superado la Covid-19 con el objetivo de mejorar su calidad de vida y conseguir su reinserción laboral y familiar lo antes posible. Es una iniciativa multidisciplinar en la que participan, entre otros, el Servicio de Rehabilitación y el de Neumología con el estrecho seguimiento de los fisioterapeutas que coordinan con los pacientes las pautas y ejercicios a realizar, tanto en el hospital como en su domicilio.

Gimnasio Hospital Infanta Sofia
03 marzo 2021

Los pacientes forman parte de un grupo que ha negativizado la infección de Covid-19 y han cursado o no ingreso hospitalario. Para una mejor recuperación, se establece un programa de 4-5 sesiones semanales con una duración de 6-8 semanas.

Estas sesiones incluyen entrenamiento aeróbico, ejercicios de fuerza y resistencia de la musculatura, fisioterapia respiratoria y educación para la salud. Se indicarán las técnicas adecuadas en función de las necesidades de cada paciente y su situación clínica, de este modo, se realizarán por ejemplo, ejercicios de grandes grupos musculares tipo bicicleta que deberán llevar una continuidad en domicilio con marcha al aire libre o cinta/bicicleta estática. Progresivamente y con el seguimiento del fisioterapeuta, se irá incrementando hasta conseguir una intensidad moderada.

Además se ejecuta una tabla de ejercicios de fuerza - resistencia con bandas elásticas y series de estiramientos, ejercicios de equilibrio y entrenamientos de la musculatura respiratoria. En lo referente a fisioterapia respiratoria, se realizan ejercicios de ventilación diafragmática, respiración costal baja, respiración torácica alta, reexpansión pulmonar con miembros superiores y entrenamiento específico de la musculatura respiratoria.

El paciente que acude a este programa de rehabilitación del Hospital Universitario Infanta Sofía recibe además recomendaciones generales sobre hábitos de vida saludables y pautas para una readaptación al esfuerzo lentamente progresiva. Y se le ofrece consejos sobre una correcta alimentación e hidratación diaria, disminución del estrés, ejercicio físico, no fumar…

El propio paciente debe cumplimentar diariamente por escrito un registro que recoge el cumplimiento del programa domiciliario de entrenamiento, tanto aeróbico como de fuerza y respiratorio. El fisioterapeuta se basará en estos datos además de lo observado durante las sesiones presenciales para ir aumentando progresivamente la intensidad del entrenamiento de forma individualizada.